Colofón

POEMAR CUADERNO DE POESÍA, NÚMERO CINCO SE TERMINÓ DE IMPRIMIR EL DÍA VEINTIUNO DE OCTUBRE DE MIL NOVECIENTOS OCHENTA Y SIETE, FESTIVIDAD DE SANTA ÚRSULA, EN LOS TALLERES DE GRÁFICAS MIRTE DE SEVILLA.

Lo fatal

Para un epitafio o una esperanza. EN existir, esta vida que nos ocupa se obsesiona desde siempre y hasta la muerte, que la destierre. Ser, a pesar de lo adverso y lo erróneo, el cuerpo atropellado que exige deterioro del cauce inevitable y fatal. (Inédito)

Confusión de voces o incendio salvaje

EN la confusión de las voces los ritmos insisten hacia afuera, por surgir más allá de lo visto y ser ecos de lo soñado en cada instante que se vivía. Lucidez, sin umbrías ni torpezas, en cada signo que brota te despliegas navegando por las altas luces de aquello que fuera incendio salvaje. (Inédito)

Conclusión del héroe

La victoria es del más perseverante NAPOLEÓN ¿VALENTÍA? sólo la de quien no abdica, sino busca la roca siempre de la que va brotando el agua abundante. ¡Cuánta claridad inmediata vive el valiente! aun en medio de ficciones e imposturas. (Inédito)

Canción

A Marta, amadísima mía La mala yerba al trigo ahoga GARCILASO SI la mala yerba al trigo ahoga, y tú y yo trigo somos, a la negra cizaña rubios cabellos enervarán porque tú y yo trigo somos. Como espigas vigorosas al viento y al sol danzaremos, tú y yo que de aguas múltiples bebimos para […]

Imagen

A Luis G. Caro, pintor y amigo. HA fijado la vista en un gesto por un instante. Y aunque ruja el viento como una bestia, aunque agite las demás figuras como cabellos, aunque arrebate paraguas en desorden, este perfil, desde hoy, jamás podrá evitarlo. (Inédito)

De azul de cielo los ojos

SI no cabe más dicha si ya es inabarcable este cúmulo de evidencias ¿por qué triste el fanal florido? …de azul de cielo, mis ojos, en todos los lugares sabés ver la luz de los naranjos. Pero la tristeza goza de estancia en la hermosura, pues es imposible librarse de los brazos cálidos de su […]

El llegado

A Albert Camus UN extraño sin nombre ni signos, pues sólo indicios marcan un territorio, unos límites confusos plenos de sorpresa y asombro. No es un escándalo ni hay vulgo en su serena complacencia. Se aviene en una soledad con otro sumamente amainado. Al fin, un llegado que no irrumpe en el naufragio masivo del […]

Claves para una dicha

A Juan Enrique Espinosa ES fuerza disponer tranquilo para lo que empeña y luego, celebrar la armonía, a pesar de aquello terrible que brota de los parajes destruidos. Delante de un fuego de ácidos ¿qué conozco? Toda ansia se anula sobre a tierra infecunda. En un aire pesado, el ímpetu se ahoga y nada en […]

Sorpresa

Buscando mar, en mar de aires ÓSCAR VITALLER NO creí nunca que yo, hombre de tierras profundas, pudiera amar el mar de lejos. Cuando el corazón se desborda, semeja el crepitar azul de sus ondas saladas. No creí nunca que mi carne, de polvo amarillo, temblar pudiera, ante el sueño remoto de sus peces conmovidos. […]