El poeta se sintió enamorado

La noche se hizo pedazos y el mundo quedó callado. A mi frente retornó el polvo del pasado. Los peces me trajeron mensajes olvidados. La luna en su agonía hincó en mis brazos sus garfios, y las sombras sucumbieron en un ámbito de luz y rayos. …Tu cuerpo quebró de pronto la tierra de mi […]

Cuando el clamor verde de los árboles

…cuando en la dentadura sientas un arma. Sientas un fuego correr dientes abajo buscando el centro… (M. Hernández) Cuando el clamor verde de los árboles pueble el estruendo de mi pecho, y el espacio huracanee el grito de un caballo desbocado, labraré con la garganta los surcos de tu vientre, y aventaré la voz enardecida […]

Soplo vital

El mar ha puesto amarillos los labios de tu boca. –Sobre una laguna de sal navega un barco sin timón– El volcán ha puesto amarillos los labios de tu espalda. –Un pájaro oscuro merodea en el aire– El sol ha puesto amarillos los labios de tu frente. –En los huecos de la noche la luna […]

Engaño

Cuando más falta me hace darte la mano más te alejas. Cuando más arañazos me ventean, cuando más presiones me oprimen; más te pierdes. Cuando más te busco, porque el tiempo me obliga, y me obliga el sol y esa espiga verde que sale; más te me escondes. Y ¡ay!, cuando te encuentro, cuando siento […]

Visión de Nueva York

(A Federico García, poeta en N.Y.) Nueva York: vidrios y aceros, semáforos, inmensas avenidas, gente que se desconoce, cubos de basura en Harlem,, un negro boca abajo sobre la acera y previsiblemente muerto. Nueva York: ciudad inmensurable, donde nadie diría si debajo de todo eso y subterráneamente habita el Hombre. Nueva York: lavanderías que regentan […]

A Lesbia

(Traducción de Catulo) Mi mujer dice que prefiere desposarse conmigo más que conninguno, incluso aunque se lo pidiera el mismo Júpiter. Así ella lo dice: pero lo que a un amante apasionado dice una mujer, escribirlo conviene en el viento, y del agua en la rápida corriente.

Al alba

(Homenaje a Jorge Guillén) Ya claridad. Amanece. Surge ya en horizonte un nuevo sol. Aún pespunte de noche y día permanece. Equilibrio. Claror dice a los aires su ruptura: Vence al fin en la balanza madura luz. Andanza incierta que el día inaugura con su luz, ya tan segura.

El amor y el otoño

Ya caía la tarde, recuerdo un leve velo de sol que te ocultaba el rostro, aquella luz dorada, inmóvil. Declinaba la tarde –era el otoño– y si mal no recuerdo, nuestro amor. Salíamos de ver una película –no me creáis– de Rosellini. Todo parecía igual –pero tampoco me creáis– a otros días. Sentados en la […]

Envío

Por la mar de Melilla, por la mar. Por la mar van mis sueños, por la mar. Como barcos veleros, por la mar. Como blancas gaviotas, por la mar. Por la mar van mis besos como aladas gaviotas por la mar hacia ti.