Oh, vida

A mi maestro, Antonio Medina de Haro ¡OH, Vida!, en ti creo porque en ti hay océanos, campos, selvas inmensas músicas alucinantes. ¡Oh Vida, tú eres la alegría, la ilusión y el sueño, porque en ti están el amor, el pájaro y las ganas de volar, porque en ti están el camino, un atardecer, la […]

Llueve

LLUEVE. Es hermoso que el agua caiga sobre un limonero verde para salvarnos. Reconozco este octubre, viene sólo para hacernos llorar, mientras llueve.

Allí estábamos todos

ALLÍ estábamos todos, bajo el roble centenario, bien alucinados; ni callados ni dichosos, pero sí bien contentos: eufóricos. Allí estábamos todos y el roble, paralizados, en medio de nada. Una extensión sin límite, un espacio: territorio de los desnortados.

Un puñado de olivos

UN puñado de olivos por la falda de una montaña, en un desorden, busca un río joven que ahí abajo trota como un potro. La brisa peina la hierba de la cumbre. La tarde es azul y el sol auténtico.

Como los árboles

COMO los árboles sobre las leves cumbres de estas colinas. Así, las pocas cosas bellas que estimo aparecen de tres en tres: Ahí, sirviendo de austero pórtico a una vieja quinta abandonada, los tres cipreses vigorosos, a pesar de la edad antigua. Allí, asomados a la ribera de aquellas aguas serranas, narcisos fresnos se contemplan […]

De pronto

A Nacho Gil, músico DE pronto, hermosamente discreta, en medio de unas palabras un tanto agridulces, salta una flauta encendida. Como un meteoro o como una luciérnaga, la flauta es un rayo que en la piel del aire traza un bosque de esbeltos almeces. ¡Oh flauta, alucinógeno divino!, ¡oh conjuro de contenido empuje! A la […]

Sin la luz de tus ojos

A Laura, con amor SIN la luz de tus ojos: ni el mar, ni el crepúsculo rojo de ciertos días de abril, ni el camino. Sin la luz de tus grandes ojos, nada existe. Nada.

No hay palabra

NO hay palabra: nos mintieron. Sólo existen los hombres y con ellos basta. No hay por qué apenarse. No hay dioses, sólo los hombres existen y sus cosas.

Tenaz perseveración

I TENAZ perseveración a contracorriente. Templanza en todo momento, sin bajar la guardia: el mundo siempre ofrece. Esperanza y coraje: la utopía inspira a los hombres sencillos. II UNA intención ilusionada guía a estos que buscan entre las cosas sucesivamente brotadas. Lo más diminuto también existe. III QUIEN se aferre a la ilusión, como a […]

Mi pensamiento envuelve al cosmos

MI pensamiento envuelve al cosmos. Soy universo. Soy casi todo lo que puedo ser. Soy lo que mi pensamiento puede ser. Todos los astros con todos sus átomos juntos son casi el cosmos que, sin duda, mi pensamiento envuelve.