Saltar al contenido

Bajo este sol desnudo

   BAJO  este sol desnudo,
frente a este mar que yéndose nos vuelve,
los amantes sus cuerpos áureos
extendidos dan sus líneas al salitre,
después de tanta entrega que los derrota,
al fin exhaustos y todavía
a tan dulce acabarse abandonados.

La vida entonces se esmera en su delirio,
y el amor apura los bordes de la sangre.
Los labios arrecifes destilan la noche
por hacer más íntimos los términos del mundo.

   Bajo este sol antiguo,
que un día alumbrara perfiles griegos,
que sesteó sobre las tumbas de los héroes
y asistiera a los ritos y apogeos
de hombres que celebraban desnudos a sus dioses,.
Frente a este mar sin edades,
vástago de un cielo precipitado que lo ignora,
donde el aire tejido por los venados de la luz
cobija corazones perdidos en la bruma.

   Mas estos amantes áureos entregados
distraen la muerte, apenas sabor.
Y son cuerpos de líquidos soles transidos
ayuntados a las hogueras de la espuma,
mientras aguarda el tiempo su licencia
para seguir rondando por el mundo.
Publicado enPoemarPoemar 8

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.