Saltar al contenido

Cómo podría, amor, amarte

¿CÓMO podría, amor, amarte
sin que la luz filtrada dañe
la dulcedumbre de tus párpados cerrados?

Mejor sería viajar muy lejos que quedarse
aquí ante la imagen, acostumbrado
al tacto monótono cursivo
o al cadencioso ritmo de tu cuerpo y la idea
fluctuada;
si aquí tan sólo un breve desasosiego,
un crujido de lúnulas tocándose,
un conjuro
reiterado e inútil, dispersa
los papeles,
este silencio en tus manos habitando los mapas
que vela un mundo fragmentado,
oscila
una tenue vía hacia la trémola hojarasca revuelta
de tus macilentos ojos
reposados

que a os labios
la lluvia evoca.

La cabeza rodada
desde la cama a la alfombra.

Publicado enPoemarPoemar 6 y 7

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.