Saltar al contenido

Lluvia obstinada

Lluvia obstinada
que apedreas mis cristales
sin cesar.
Tantas cosas me recuerdas...

El silencio en la ciudad
entrado ya el otoño.
El silencio en su palabra
y sus piernas que no andan.
El sonido que no suena
de un amigo que no llega,
y el poema del poeta
que no brota, que se muere.

Lluvia en la ventana
de mi casa solitaria:
resbalo contigo hasta el abismo.
De pronto me recuerdas a la muerte
y deslizo con ella los sentidos;
y en lo hondo,
el silencio de nuevo en mi sonrisa.
                
                Ya no llueve;
                y la lluvia en mi ventana
                me traslada
                a tu ausencia tan ausente.

Ahora sí que otra vez
empiezo a entrever la soledad
en los oscuros rincones 
de mi casa.

Ahora sí que otra vez
me rodea
el olor de las ausencias.

En mis dedos solamente la pluma
y en mi vista
las naranjas amarillas del invierno.

                Como la música que oigo,
                las traiciones desgarradas
                se amontonan en mi mente.

                Gorrión solitario en el tejado
                mi corazón se deshace en lágrimas piadosas
                y allá donde brillaban esperanzas
                tan sólo adivino esta tarde el desconcierto.

No es posible,
no es posible que otra vez
se repita el soliloquio.
Ni que vosotros,
aristócratas de los sentidos
y elegantes artistas,
volváis a cubrir de negro
las transparentes fontanas de mi alma.

No es posible que acudáis a las andadas
y me dejéis atrás en vuestra cita.

                Las seis de la tarde reina en mi casa
                sin embargo
                y en las piernas y en la boca de mi madre.
                Y desde entonces lo imposible
                ya no existe
                y aunque a ti te tengo
                tu ausencia me recuerda no tenerte.

Ahora sí,
ahora sí que otra vez
—Mar del Sur—
mi corazón necesita poseerte.

Publicado enPoemarPoemar 3

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.